martes, 26 de junio de 2018

¿Son necesarios los suplementos si comemos saludable?


¿Son necesarios los suplementos si comemos saludable?

Los suplementos nutricionales están diseñados para funcionar/complementar a una dieta saludable, no en lugar de ella. ¿Existe entonces alguna razón para tomar suplementos nutricionales?
Más del 80% de la población de países civilizados no obtiene la cantidad requerida de nutrientes de su dieta.
Y ahí es donde entran los suplementos. Los suplementos son exactamente lo que dicen que son: un suplemento para aumentar la cantidad de nutrientes más allá de lo que la dieta puede proporcionar. Y con este 90% de nosotros que no alcanzamos el mínimo de nutrición, los suplementos podrían ayudar.
De acuerdo, pero…
·         ¿y si tuvieras acceso a una dieta completa de alimentos ricos en nutrientes que satisfaga la ingesta diaria recomendada, todavía necesitarías suplementos?
·         ¿Y qué pasa si has comido una buena dieta durante toda tu vida?
·         ¿Por qué podrías necesitar suplementos alguna vez?
Buenas preguntas, pero la evidencia está ahí y resulta que a veces la comida simplemente no es suficiente.
De la granja a la mesa
Las frutas y verduras frescas son los alimentos disponibles más ricos en nutrientes. Pero aunque tu elección de alimentos sea muy buena, con abundantes vegetales, la densidad de nutrientes depende de muchas variables, y nunca se puede estar seguro de lo que está obteniendo.
El contenido de nutrientes se ve afectado por:
·         el lugar de donde se cultivaron dichas frutas y verduras
·         la calidad del suelo, el agua, el sol y el aire
·         cómo de maduros estaban cuando los recogieron
·         el método de cosecha y de manipulación

La composición de nutrientes de la carne también varía dependiendo de la dieta y el medio ambiente del animal. La carne de las vacas alimentadas con pasto contiene altas cantidades de ácidos grasos omega-3, mientras que el ganado alimentado con granos de cereales contiene mucho menos.
 Y la merma de los nutrientes no acaba aquí.
El almacenamiento, el calor, la luz, la humedad, la degradación natural y el paso del tiempo contribuyen a la disminución de los nutrientes.
Algunos alimentos contienen más nutrientes cuando están crudos (por ejemplo, bayas), mientras que otros requieren cocción para obtener la máxima potencia de ellos (por ejemplo, col rizada, las legumbres, tomates y coles de Bruselas entre otros).
La industrialización del sector alimentario produce una mayor degradación de los nutrientes y, como ha demostrado un estudio fundamental, mucha menos nutrición en el producto final. Comer la misma dieta saludable 50 años atrás te daría casi el doble de nutrición que te da hoy.
Biodisponibilidad: lo que comes no es lo que obtienes.
Existen cientos de variables para lo que puede sucederle a los nutrientes entre la boca y los intestinos, y siempre hay pérdida de nutrientes. Una comida nutricionalmente llena tendrá más nutrientes en el plato que en el intestino.
Y una vez que tragamos, la disponibilidad de nutrientes de nuestros alimentos no es algo matemático, y está influenciado por estas variables:
·         La calidad del ácido estomacal no es suficiente y los nutrientes no se liberarán de las proteínas, las fibras y las paredes celulares de nuestros alimentos. Muchos nutrientes serán destruidos.
·         Lo que consumes al mismo tiempo: beber café con tu comida bloquea la absorción de minerales importantes; beber demasiada agua diluye su ácido clorhídrico. Algunos nutrientes se unen entre sí y evitan su absorción.
·         Enfermedad e inflamación: la enfermedad celíaca es un ejemplo de una enfermedad que degrada y “enferma” la parte de los intestinos donde se absorben los nutrientes, pero cualquier inflamación del intestino puede evitar una importante cantidad de absorción de nutrientes.

Los suplementos nutricionales omiten estas variables. Los suplementos de buena calidad contienen nutrientes en formas biodisponibles y garantizan que sean fácilmente absorbidos y utilizados por el cuerpo.
A menudo incluyen “cofactores”: las vitaminas o minerales que son como compañeros para el nutriente principal en el suplemento. Por ejemplo, a menudo verá suplementos de calcio que contienen vitamina D, ya que se sabe que ambos son necesarios para la absorción y funciones de cada uno dentro del cuerpo.
Mayores requisitos
Ahora bien, no podemos garantizar que la comida sea rica en nutrientes o que la absorbamos.
Para complicar más las cosas, a veces necesitamos más nutrición para satisfacer nuestras necesidades:
·         Crecimiento (infancia, niñez, adolescencia o fisicoculturismo)
·         Degeneración (vejez, cuidados paliativos)
·         Estados de enfermedad y lesiones, y en recuperación o convalecencia
·         Enfermedades crónicas y algunas discapacidades
·         Tiempos de trauma y estrés (incluidos estresores leves en curso)

El cuerpo necesita nutrientes adicionales para tratar todo tipo de enfermedades, lesiones y estrés físico. Incluso el estrés mental/emocional exige una mayor ingesta de nutrientes.
Además, estas situaciones a menudo afectan a la digestión. El estrés de cualquier tipo, reduce la función del estómago y los intestinos, lo que da como resultado una absorción deficiente. 
En medicina china este tema está muy estudiado y experimentado (la preocupación afecta la pareja Bazo/Estómago y disminuye su Qi o energía)
Una insuficiencia de nutrientes a menudo puede conducir a un bucle sin fin, un espiral hacia la deficiencia crónica.
Echamos un vistazo al magnesio.
El magnesio es un mineral soluble en agua que nuestros cuerpos utilizan, entre otras muchas cosas, para relajarse. Pero se sabe que cualquier forma de estrés aumenta la excreción de este nutriente soluble en agua.
Perdemos el magnesio que necesitamos para relajar los músculos y el sistema nervioso y también para crear químicos cerebrales relajados, como la serotonina y el GABA. Sin el adecuado magnesio, continuamos experimentando estrés y excretamos el poco magnesio que nos queda.
La suplementación es una buena manera de romper directamente el ciclo al aumentar los niveles de magnesio y darle al cuerpo la oportunidad de encontrar su equilibrio. Este ciclo es similar para la mayoría de los nutrientes solubles en agua, especialmente minerales, vitaminas B y vitamina C.
Dicho sea de paso, si necesitas un buen suplemento con Magnesio, nosotros recomendamos nuestro XTRACAL y MULTIVITAMINICO  porque gracias a sus componentes puede ayudarte a limpiar, desintoxicar y revitalizar al mismo tiempo.
Come alimentos ricos en magnesio cultivados en suelo orgánico. Los verdes oscuros son especialmente ricos en magnesio. Por ello una dieta alcalina es muy recomendable
Las vitaminas liposolubles
Se almacenan en el cuerpo durante días o años, por lo que no son tan susceptibles a la excreción. Sin embargo, los requisitos del cuerpo para ellas aumentan drásticamente durante una enfermedad.
·         la vitamina D se usa rápidamente para estimular los glóbulos blancos durante la infección aguda.
·         la vitamina B12 se mastica en momentos de estrés.
·         la vitamina A se agota con la pérdida de sangre.

Mientras que las vitaminas liposolubles tardan más en ser deficientes, también son las más difíciles de obtener de los alimentos y puede ser un reto reponer sus reservas sin suplementos.
Nutrientes no encontrados en los alimentos
Hay algunos nutrientes que no obtenemos fácilmente de los alimentos. Una dieta saludable no reducirá los niveles bajos de vitamina D si no se toma suficiente sol o se tiene una función renal o hepática comprometida. La mayoría de nuestros ácidos grasos de cadena corta, biotina y vitamina K se crean dentro del colon por aquellos “bichos buenos” intestinales, no de los alimentos. 
Pero todos estos nutrientes se encuentran en formas absorbibles y utilizables dentro de los suplementos nutricionales.

A qué se debe la deficiencia en Magnesio?

1.      Estamos siendo alimentados con comida altamente contaminada.
2.      Estamos cada vez más estresados. Estamos esforzando el trabajo de nuestros motores para continuar con vida y nos está drenando. La producción de la hormona del estrés requiere altos niveles de magnesio y las experiencias estresantes llevan al agotamiento de las reservas de magnesio.
3.      Estamos comiendo más azúcar que nunca. Para cada molécula de azúcar que consumimos, nuestros cuerpos usan 54 moléculas de magnesio para procesarla.
4.      Los bajos niveles en el suelo y las modernas técnicas agrícolas agotan las reservas de magnesio.
5.      Por último, el magnesio se agota por la ingesta de muchos fármacos y compuestos de estrógenos, como los anticonceptivos orales, los antibióticos, la cortisona, la prednisona y los medicamentos para la presión arterial (“Drug-induced nutriment depletion handbook”, Pelton, 2001). Los diuréticos en el café y el té (cafeína) también aumentan los niveles de excreción. Ah, y por cierto – ¡el fluoruro (del agua) compite por la absorción con magnesio!
Hoy en día, casi todo el mundo tiene deficiencia de nutrientes – sin necesidad de hacer ninguna prueba. 
Los alimentos refinados/procesados ​​son despojados de su contenido de minerales, vitaminas y fibra. Estos son alimentos anti-nutrientes porque en realidad roban magnesio para ser metabolizados. 
Como he dicho, el azúcar es el peor “delincuente”. Cada sola molécula de azúcar que se consume arrastra más de 50 veces la cantidad de magnesio fuera de tu cuerpo.
El suelo se agota de minerales debido a los pesticidas que se rocían en todas las plantas cultivadas convencionalmente y la contaminación en todo el mundo que afecta incluso a los campos más limpios. 
Los plaguicidas también matan a las bacterias/hongos beneficiosos que son necesarios para que las plantas conviertan los nutrientes del suelo en nutrientes vegetales utilizables por los seres humanos.
La N1 y mejor suplementación mundial, por más de 35 años, NUTRICION HERBALIFE



No hay comentarios:

Publicar un comentario